Propuestas concretas para meditar, profundizar y celebrar cada uno de los días de la Semana Santa

Sally Welch
Conscientes y atentos
Madrid, Narcea, 2019

Además de la conciencia moral -esa voz interior que nos orienta para hacer el bien y para evitar el mal-, este libro nos explica la naturaleza, la importancia y el uso de “otra conciencia”, la cristiana, que nos descubre ese camino apacible que nos conduce al encuentro con Jesús y, en consecuencia, a una manera peculiar de convivir con nosotros mismos, con nuestros acompañantes y con los demás seres de la naturaleza.

Siguiendo las pautas trazadas en las Sagradas Escrituras, tanto del Antiguo Testamento como del Nuevo, Sally Welch nos proporciona unas fórmulas sencillas situarnos en una perspectiva desde la que nos resulte posible ver y vivir la vida cristiana superando las barreras impuestas por la cultura consumista. Son, además, unas orientaciones prácticas para curar los trastornos mentales y los desequilibrios emocionales derivados de esos comportamientos inhumanos impuestos por la imparable corriente de los episodios cotidianos. Tras constatar las tensiones originadas por la permanente disociación entre las sensaciones, las emociones y los pensamientos, nos dibuja unos esquemas válidos para que nos situemos ante ellos con el fin de que los miremos con “compasión”, y para que, sin enredarnos en ellos, evitemos el estrés y el consiguiente malestar.

A mi juicio, son acertadas las pautas que nos ofrece para que nos liberemos del peso del pasado y de la ansiosa preocupación por el futuro: es una variedad de fórmulas concretas para abrir un espacio ancho y “esencial”, alejado de esas maneras negativas de repensar obsesivamente en un ayer ya inexistente o en un mañana problemático. Ella afirma categóricamente que viviendo intensamente el presente podemos lograr una vida humanamente cristiana que, sintiéndonos realmente liberados, sabiendo perdonar y ser perdonados, abramos un espacio amplio en el que situemos a Cristo. Es de esta manera cómo podremos valorarnos a nosotros mismos, asumiendo nuestros defectos y nuestros fallos, es sí como podremos acudir al encuentro del prójimo sin etiquetarlo e, incluso, esa sería la forma más adecuada para emprender las actividades de la evangelización orientándonos hacia los destinatarios preferentes. Sally Welh nos recuerda cómo Jesús, en vez de dirigir sus mensajes a las personas importantes e “influyentes”, a los que tomaban decisiones, prefirió conversar con los niños, con los jóvenes, con los débiles y con los “insignificantes”.

Después de trazar este marco teórico sobre la “conciencia cristiana”, bajo el título “40 días siendo consciente”, el libro nos ofrece un modo de experimentar la “oración consciente” abriendo las cinco vías de los sentidos: la vista, el gusto, el olfato, el oído y el tacto, cinco sendas nuevas para adquirir consciencia de la presencia de Dios en la vida cotidiana. Finalmente la autora detalla unas propuestas concretas para meditar, profundizar y celebrar cada uno de los días de la Semana Santa: este libro nos sirve de guía práctica para vivir de modo consciente la Pasión y Muerte de Cristo aplicables en cualquier momento del año.

José Antonio Hernández Guerrero

Comentarios cerrados.