Manual teórico y práctico para la comunicación evangélica

Mimmo Muolo

La encíclica de los gestos

Madrid, Paulinas, 2019

Aunque es cierto que, como afirma la totalidad de los críticos, el papa Francisco domina los procedimientos técnicos de la comunicación, en mi opinión, su singular eficacia para trasladar sus mensajes estriba, sobre todo, en un conjunto de factores no exclusivamente lingüísticos, literarios ni retóricos. Es sabido que Bergoglio posee una amplia formación humanista y es verdad que ha desarrollado una dilatada actividad como profesor de literatura y como agente en los medios de comunicación, pero su sorprendente poder de persuasión es el resultado de otros factores que también hemos de tener en cuenta.

En mi opinión, este libro del vaticanista y subdirector de la redacción romana del diario Avvenire, Mimmo Muolo, nos proporciona una exhaustiva y detallada variedad de análisis de sus escritos, de sus actitudes, de sus gestos y, sobre todo, de sus comportamientos cotidianos. Él parte de un supuesto que, a mi juicio, es la clave del interés con el que los creyentes y los agnósticos siguen sus intervenciones: el papa Francisco entra en contacto con los destinatarios de sus discursos a través de los diferentes sentidos pero, sobre todo, del tacto: “el encuentro con él se articula, muy a menudo y de manera espontánea, en torno a una serie de gestos que han estado presentes desde los primeros días de su pontificado y que aparecen como totalmente innovadores dentro de su familiar sencillez”. Nos propone que consideremos sus gestos como “verdaderos actos magisteriales”, que no deberían ser valorados como expresiones de mera “simpatía humana” ni siquiera como un comportamiento “revolucionario”, porque, a su juicio, pueden tener más valor que un documento escrito o una homilía, y equivaldrían en cierto sentido a una encíclica. No sería exagerado afirmar que podrían situarse al nivel magisterial de los grandes documentos de su pontificado. Se podría afirmar, incluso, que sus gestos traducen y concretan sus enseñanzas.

Tras una introducción en la que explica las diferencias de los discursos de Francisco y los de Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II y Benedicto XVI, el libro está articulado en cuatro capítulos en los que, de manera detallada, interpreta los mensajes que, con sus comportamientos, nos envía el papa: 1.- Los gestos de la vida cotidiana, 2.- Los gestos de caridad y de misericordia, 3.- Los gestos pastorales en sentido clásico, y 4.- Los gestos de comunicación.

No tengo dudas de que esta obra constituye un manual teórico y práctico de información, de explicación y de comunicación pastoral, tanto para la evangelización como para la catequesis y para la homilía. Su lectura atenta servirá para que los agentes de pastoral, además de encontrar un modelo de identificación, reconozcan los factores decisivos en la elaboración, en la pronunciación y en la escritura de los diferentes géneros de discursos. Estoy convencido de que, si se lee reflexivamente y si se aplica de manera adecuada en las distintas situaciones, puede ayudar eficientemente a los agentes de pastoral para perfeccionar la calidad de los mensajes.

José Antonio Hernández Guerrero

Comentarios cerrados.