Cáritas atendió a más de tres mil familias a través de sus talleres socioeducativos

El viernes 18 de octubre, tuvo lugar en la parroquia de Nuestra Señora del Socorro en Benalup – Casas Viejas, un encuentro del voluntariado que participa en el proyecto “Talleres Socioeducativos con familias” que Cáritas Diocesana de Cádiz desarrolla a través del Programa Diocesano de Apoyo a la Familia.

El Proyecto “Talleres Socioeducativos con familias” está dirigido a trabajar con un número reducido de familias, seleccionadas por los equipos de la red parroquial de Cáritas, con un perfil determinado en riesgo de exclusión, pero con potencial para comprometerse en mejorar su situación. Se desarrolla a través de sesiones grupales y pretenden incidir positivamente en las habilidades sociales de las familias que participan, en su economía doméstica, en la comunicación familiar, etc…, así como servir de enlace a otros acompañamientos más especializados (del propio Programa de Familia o del Programa Diocesano de Empleo, o derivando al Centro de Orientación Familiar o a otros recursos).

Tras la acogida y bienvenida y la oración inicial, se realizó una dinámica de presentación que permitió a los asistentes conocerse entre sí y explicar al grupo en qué consiste su participación en el proyecto. Seguidamente, María del Mar Manuz, directora de Cáritas Diocesana de Cádiz, situó este proyecto en el conjunto del Programa Diocesano de Familia, para, a continuación, Pilar Pérez, técnico del proyecto, exponer la trayectoria realizada desde el año 2012, fecha en la que empezó su andadura, hasta la actualidad. Entre otros datos, los más significativos de los talleres podemos destacar que, en los nueve años de su desarrollo, se han atendido a 3.125 familias de todo el territorio diocesano y se han repartido más de 850.000 euros, además de que numerosas personas participantes fueron derivadas a los servicios de empleo de Cáritas, incorporándose a la formación para el empleo que culminó con su inserción laboral. Este proyecto, además, ha contribuido a equilibrar de forma diocesana la labor asistencial y promocional de Cáritas.

En el encuentro han participado una veintena de voluntarios que realizan diversas funciones dentro del proyecto (formadores, gestores de ayudas económicas, evaluadores…) y ha sido valorado muy positivamente al permitir compartir experiencias y poder evaluar el contenido del proyecto y su repercusión en la mejora de las condiciones de vida de las familias.

Comentarios cerrados.