Mons. Zornoza presidirá la apertura del Año Jubilar Josefino en Cádiz

El próximo domingo, 8 de diciembre, Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, la parroquia de San José de Cádiz celebrará la apertura Solemne del Año Jubilar Josefino que la Santa Sede ha concedido a esta parroquia con motivo del 150º Aniversario de la Proclamación de San José como Patrono Universal de la Iglesia, declarado por el Beato Papa Pío IX con el decreto “Quemadmodum Deus” el 8 de diciembre de 1870.

La celebración comenzará a las 18.00 horas, en el Santurario de María Auxiliadora Coronada (colegio de los salesianos), y estará presidida por el obispo diocesano, Mons. Rafael Zornoza Boy. La ceremonia constará de tres momentos:

El comienzo de la celebración se realizará en el Santuario Mariano de María Auxiliadora Coronada atendiendo a la Solemnidad Mariana que este día celebra toda la Iglesia, la Inmaculada Concepción de María, y teniendo presente que se cumple el primer aniversario de la declaración de este templo como Santuario Mariano y que está dentro de la feligresía de la Parroquia de San José.

Desde este Santuario, congregados junto a María Auxilio de los Cristianos,  la Comunidad Parroquial de San José serán los primeros en peregrinar hasta el templo acompañados por la invocación y el canto de la letanías de todos los Santos para ganar el Don de la Indulgencia Plenaria (gracia que otorga este Jubileo particular concedido por la Santa Sede a todos los que visiten y peregrinen durante este año a la Parroquia de San José).

Un segundo momento se vivirá en torno a la puerta de la Parroquia de San José una vez que la comunidad haya peregrinado hasta la parroquia donde el Sr. Obispo realizará el rito de la apertura de la Puerta Santa. En un Jubileo, la Puerta Santa sirve para indicar a los fieles que pasar por la puerta de la iglesia significa una actitud de acogida, de agradecimiento, de pedir perdón, de pedir nuevas gracias o saber con seguridad que vamos a recibir una bendición. Cada vez que cruzamos una Puerta Santa ganamos una gracia especial y esa es la indulgencia plenaria. Cruzarla supone una renovación y una actitud de conversión y de arrepentimiento. La Puerta Santa significa todas esas cosas buenas y renovadas que tiene que poner el cristiano para cambiar de vida. Cuando Cristo se refiere a sí mismo como la “puerta” significa que la persona encontrará en Él la salvación, la seguridad, la acogida y el calor. Todas las condiciones para que esté seguro el redil dentro de la puerta y el que entre por ella está en libertad. Puede entrar y salir.

Tras la la apertura de la Puerta Santa todos entrarán por ella siguiendo al obispo diocesano, que portará el Evangeliario hasta el altar de la parroquia simbolizando que seguimos a nuestro Pastor que nos muestra el camino de la salvación que es Cristo manifestado en el Evangeliario: Cristo es Palabra de Vida Eterna y en Él encontramos la salvación.

Finalmente, el tercer momento se vivirá con la celebración de la Eucaristía donde se proclamará la Bula por la que la Santa Sede concede este Año Jubilar a esta Parroquia.

Comentarios cerrados.