Los Reyes Magos traspasan los muros de la prisión de Botafuegos

Otro año más, sus majestades los Reyes Magos traspasaron las puertas de seguridad del centro penitenciario para adorar al Niño Dios vivo y presente entre los más olvidados de la sociedad. Su visita fue un motivo de esperanza en medio de un mundo de dolor y sufrimiento.

La visita comenzó con la celebración de la Eucaristía, presidida por los Padres Trinitarios, en la cual participaron un gran número de internos, voluntariado de Pastoral Penitenciaria, miembros de la Hermandad de Jesús de las tres caídas y un grupo de jóvenes trinitarios (Ohana), que ayudaron en todo momento a la celebración. Tras la Eucaristía, los Reyes adoraron al Niño Jesús y transmitieron un mensaje de alegría y cariño a todos los internos de la prisión, recordando que en su caminar no está solos, Jesús nace entre ellos y se convierte en un gran compañero de camino.

Los internos tuvieron la oportunidad de saludar en persona a sus majestades y recibir de sus manos un regalo en celebración de la Epifanía. Al finalizar, los magos de oriente llevaron al Niño Jesús al módulo de enfermería para que los enfermos pudieran adorarle y recibir sus regalos de reyes.

Además, gracias a la ayuda de Cáritas local de Algeciras, los niños de las internas de Botafuegos pudieron recibir juguetes en estos días de navidad.

Los internos, vivieron un momento de alegría, donde pudieron experimentar que no están solos. La iglesia de Cádiz se hace otra vez presente en medio de aquellos que son el tesoro del evangelio.

Comentarios cerrados.