Un congreso como punto de partida para dinamizar el laicado

 

Más de 2.000 personas de parroquias, movimientos, asociaciones y congregaciones que trabajan en el ámbito de las diócesis de toda España participaron el pasado fin de semana en el Congreso de Laicos “Pueblo de Dios en Salida”, celebrado en el pabellón de Cristal de la Casa de Campo de Madrid. Una representación de nuestra diócesis asistió al congreso, al que también acudieron 70 obispos, entre los que se encontraba Mons. Rafael Zornoza. El objetivo del congreso fue dinamizar el laicado en España partiendo del protagonismo y la participación de los propios laicos.

La sesión inaugural corrió a cargo del cardenal Ricardo Blázquez, presidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Valladolid; del cardenal Carlos Osoro, arzobispo de Madrid; y del cardenal  Kevin Farrell, prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida.

Las ponencias fueron elaboradas por equipos de trabajo sobre las aportaciones que enviaron las diócesis con las conclusiones de la fase previa (un total de 2.485 grupos integrados por más de 37.000 personas) en respuesta a un documento-cuestionario propuesto desde la Comisión de Contenidos.

El periodista José Luis Restán, director editorial de COPE, fue el encargado de comunicar estas aportaciones en la ponencia inicial.  En ella hizo un breve recorrido histórico de la evolución del laicado en la Iglesia y en la sociedad española y enmarcó la labor que iban a desarrollar los congresistas durante estos días.

Experiencias, testimonios y conciertos

Durante todo el sábado 15 de febrero los 2.000 participantes del congreso se reunieron en diferentes grupos temáticos. En primer lugar, tuvieron 4 charlas sobre los 4 itinerarios: primer anuncio, acompañamiento, presencia en la vida pública y procesos formativos.

La segunda fase se centró en la exposición de las experiencias y testimonios de las 40 líneas temáticas del congreso.

Entre las experiencias destacó, por la parte que nos toca, la realizada por el Secretariado Diocesano de Migraciones, que fue invitado al congreso para hablar sobre la Atención y acogida de migrantes y refugiados en la Frontera Sur. Juan Carlos Carvajal, miembro del equipo diocesano del Secretariado de Migraciones, acompañado de Jonas Hasse, migrante de Camerún, fueron los encargados de esta exposición en la que incidieron en la labor que realizan de acompañar la vida de los migrantes y refugiados como un espacio privilegiado para el compromiso cristiano y social de los laicos.

Asimismo, diferentes grupos de músicos católicos contemporáneos amenizaron cada uno de los descansos del Congreso de Laicos 2020.

La jornada del domingo, día 16, comenzó con la presentación del libro Magisterio de la Iglesia sobre el laicado, desde el Concilio Vaticano II.  La ponencia final corrió a cargo del obispo auxiliar de Barcelona, Mons. Antoni Vadell, y la periodista de TRECE, Ana Medina. En esta intervención plantearon los retos del futuro teniendo en cuenta las aportaciones de los grupos de reflexión de las sesiones del sábado.

El cardenal Ricardo Blázquez presidió la Eucaristía de clausura, para finalizar con «las palabras de envío» del presidente de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, Mons. Javier Salinas.

Han participado en el congreso un total de 1.867 personas – 973 mujeres y 894 hombres–, de las cuales 1.521 son laicos, 101 laicos consagrados, 83 religiosos, 150 sacerdotes y 12 diáconos. La edad media de los congresistas ha sido de 52 años, con una significativa representación de jóvenes. A este número, hay que añadir a nivel organizativo, un total de 200 personas que han intervenido, como parte del programa, con ponencias, charlas y la presentación de experiencias.

Los días del congreso han servido de colofón a un trabajo previo que se ha realizado desde abril de 2018 en las parroquias, congregaciones, movimientos y asociaciones laicales desde las diócesis. Ha sido el punto de partida a un trabajo que tendrá continuidad en los próximos años, para dar respuesta a las propuestas que han salido del mismo.  Por eso, este congreso, han afirmado los organizadores, “no es un evento aislado, sino que forma parte de un proceso”.

Comentarios cerrados.