«La asignatura de Religión». Alocución de nuestro obispo diocesano en «El Espejo de la Iglesia» de COPE Cádiz

Como cada curso escolar, la Delegación Diocesana de Enseñanza realiza la Campaña en toda la diócesis a favor de la Enseñanza Religiosa Escolar, a favor de la Clase de Religión y de la libertad de los padres y alumnos mayores a elegir. Este año con especial insistencia debido al posible cambio normativo que se avecina.

A veces puede parecer que la clase de Religión es lo mismo que la catequesis, pero no es así. En la clase de Religión los niños no solo aprenderán a rezar o conocerán la Biblia. También se enseñan contenidos de carácter académico e intelectual que les harán conocer su fe, la historia y vida de la Iglesia y a comprender la cultura y el mundo que les rodea. La religión nos ayuda a comprender la cultura que hemos heredado. La fe está en la raíz de muchas de las expresiones de la cultura europea. Un joven no podrá́ entender la pintura, la música, la escultura, la arquitectura, la filosofía, la historia, la política, el folclore, las tradiciones, el lenguaje si no conocen en profundidad los fundamentos de la religión católica. Y lo mismo cabría decir, en un nivel más genérico, de una comprensión mínima de las demás religiones, para poder asomarnos a esta “aldea global” en la que vivimos.

Esta clase les permitirá además conseguir un desarrollo pleno de su personalidad. Encontrar las respuestas al sentido del ser humano les permitirá madurar como personas ayudándoles a cuestionárselo todo y a adoptar una actitud abierta ante el sentido religioso de su vida. Todos necesitamos, en algún momento de nuestra vida, entender el mundo que nos rodea y buscar justificación tanto a las cosas buenas que nos pasan como, sobre todo, a las menos buenas. Por eso, poder darles las herramientas para que vayan comprendiendo desde pequeños les permitirá crecer más rápido y mejor como personas.

La asignatura de Religión responde de forma completa y coherente a las grandes preguntas, aportando razones para amar, razones para creer y razones para esperar. Ofrece una explicación ordenada y razonada de los fundamentos, contenidos y exigencias morales de la Religión Católica, y logra una comprensión de la vida religiosa adecuada a cada edad y nivel de desarrollo cultural, conociendo el valor e influencia del cristianismo en la cultura europea. Algunos reniegan hoy de una religión que no han conocido, y no se puede elegir lo que no se conoce. Su problema es la ignorancia religiosa.

Bajo el lema “Ser una luz para el mundo: Apúntate a clase de Religión Católica” esta campaña anima a los padres a hacer uso del derecho que tienen a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral católica en la escuela, según sus convicciones. Entendemos que es esencial que nuestras familias cristianas tomen conciencia de la dimensión religiosa en la formación integral de sus hijos que deben recibir en sus centros educativos. Se puede decir que la religión es el corazón del aprendizaje, pues hace posible que todos los conocimientos y técnicas del resto de asignaturas descansen en una verdadera persona que los pondrá́ al servicio del bien y la salvación de los hombres, para que en toda actividad humana prime el mandamiento del amor.

Son tiempos difíciles los que nos han tocado vivir, con dos crisis económicas en menos de una década y con una pandemia que no podremos olvidar en toda nuestra vida, por lo cruel y lo virulento de todo. La muerte, la soledad, la pobreza se han apoderado de muchas familias y no podemos quedarnos de brazos cruzados.  Sigamos cuidándonos para cuidar, rezando y trabajando para hacer de este mundo un lugar más justo, humano y fraterno, donde todos quepamos en libertad.  Nuestros adolescentes y jóvenes son el presente y el futuro del mundo. Los adultos somos responsables de ‘apuntar’ a nuestros adolescentes y jóvenes para educarles en el respeto, la unión, la espiritualidad, educar sus almas, que es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de pensar en nuestros jóvenes. La asignatura de Religión Católica ayuda al cristiano a comprender el mensaje del evangelio de Jesús y a través nuestro aportar su luz al mundo desde el comienzo de la Iglesia.

Que todos los padres valoren el sentido tan valioso que tiene la clase de religión católica para la formación integral de sus hijos, además de ser un derecho que la Constitución Española y la legislación internacional les reconoce. Su responsabilidad de educar en la fe a sus hijos encuentra en la clase de religión una inestimable ayuda.

 

 

 

 

Comentarios cerrados.