Día del Amor Fraterno Colecta Cáritas Diocesana de Cádiz

Cuando:
04/09/2020 todo el día
2020-04-09T00:00:00+02:00
2020-04-10T00:00:00+02:00

Cáritas Diocesana de Cádiz, invita, un año más, a toda la comunidad diocesana y al conjunto de la sociedad, a colaborar con Cáritas Diocesana a través de la colecta anual que se celebra el Jueves Santo en los oficios de la Cena del Señor. Esta colecta va destinada a sostener los programas diocesanos de promoción social de colectivos en situación de exclusión social (familias, personas desempleadas, personas sin hogar, mayores en soledad…).

Este año 2020, es una edición singular para la celebración de esta colecta ya que, por el estado de alarma y el confinamiento de la población, la participación en los oficios de la Cena del Señor va a estar muy afectada y por tanto la celebración de la colecta va a ser prácticamente mínima. Sin embargo, desde Cáritas Diocesana de Cádiz se hace un llamamiento a donar desde casa y poder garantizar el sostenimiento de la acción que se financia con esta recaudación. La cuenta donde se pueden hacer las donaciones es ES98 2103 4000 67 3300000639 (concepto JS2020).

El Jueves Santo, la Iglesia se reúne para participar en la Institución de la Eucaristía y contemplar a Jesús en el gesto del Lavatorio de los Pies. Es el día en el que somos convocados por Cáritas Diocesana de Cádiz a compartir nuestros bienes materiales. La colecta es el signo de la generosidad de los creyentes y su compromiso en la lucha contra la pobreza y la exclusión.

El lema que Cáritas nos ofrece para esta jornada «Nuestra riqueza es compartir. Tu generosidad mejora el mundo» nos llama a vivir compartiendo lo que somos y tenemos para así favorecer que otras personas que no pueden vivir dignamente consigan cambiar sus condiciones de vida y alcanzar un futuro mejor. Lo que no se ofrece al otro y se guarda se apolilla y estropea. Nuestra riqueza no debe estar compuesta de bienes materiales no necesarios, nuestra riqueza, la riqueza de los cristianos es la generosidad de darse a los demás.

La fraternidad alumbra la esperanza
Con motivo de la pandemia del coronavirus, Cáritas Española y la Conferencia Episcopal nos proponen, de forma especial, para el día de Jueves Santo 2020 encender una vela en el momento de compartir la cena, y recitar juntos una oración-bendición.

Con este gesto se invita a unirse a Jesús en su Última Cena y a todos por los que Él se entrega. En un día donde, a causa del aislamiento, sólo hemos podido celebrar la Eucaristía de manera virtual, este gesto nos ayudará a sentirnos, si cabe, más unidos entre nosotros, más en común-unión con todos y con toda la Humanidad sufriente por esta pandemia global. Al encender una vela, nos unimos en comunidad fraterna y alumbramos la Pascua que esperamos.

Hacer memoria para amar sirviendo
Cada Jueves Santo, la Iglesia hace memoria agradecida de la Última Cena de Jesús con sus discípulos y de esa experiencia radical del amor fraterno que Jesús quiso expresar en el gesto del lavatorio de los pies, que es expresión del amor hecho servicio.

No hay amor si no se aprende a conjugar el verbo servir, si no se está dispuesto a despojarse de todo aquello que estorba, sin ponerse a los pies de aquel que nos necesita.

En este Jueves Santo de 2020, cuando Jesús nos invita a sentarnos a su mesa, a compartir el pan y la vida, a aprender la lección del servicio, es el momento en el que este servicio debemos centrarlo de forma concreta en los golpeados por el coronavirus y, especialmente, en quienes están en situación de mayor vulnerabilidad y exclusión social ante la pandemia.

Algunas actitudes para vivir la fraternidad
Dentro de la llamada que Cáritas y la Conferencia Episcopal lanzan para vivir este año la jornada del Amor Fraterno potenciando el valor de la acogida, se apuntan algunas actitudes que pueden ayudar a vivir el amor fraternal:

– Mirada atenta para descubrir la necesidad del otro, comenzando por aquellos con quienes compartimos el hogar y el confinamiento.
– Humildad para reconocer la propia vulnerabilidad y acoger el cariño y la cercanía del otro.
– Ayuda mutua. Es la hora de una fraternidad inteligente, ejemplar y creativa para superar el individualismo y descubrir que nos necesitamos todos.
– Compasión. Sentir con el otro y estar al lado compartiendo desalientos y esperanzas.
– Responsabilidad para cuidarse y cuidar al otro, asumiendo las consecuencias de las propias acciones.
– Gratuidad. Amar es dar, es dar-se, ofrecer lo que soy y tengo, aunque parezca insignificante.
– Acompañar como expresión del amor hecho servicio generoso, entregado y cercano.
– Orar contemplando a Cristo en su Cruz y mirando con ternura a todos los que sufren.
– Esperanza, la que viene de Cristo resucitado, que ilusiona y abre al futuro porque con la Pascua llegan días de salvación y alegría.

Oración-bendición
Asimismo, y con objeto de acompañar el encendido de una vela en el momento de compartir la cena, Cáritas y la Conferencia Episcopal proponen una oración-bendición:

Gracias Señor, porque nos amaste hasta el final, hasta el extremo que se puede amar: dar la vida por otro.
Gracias Señor, porque en la última cena partiste tu pan y vino, para saciar nuestra hambre y nuestra sed.
Gracias Señor, porque en la Eucaristía nos haces UNO contigo, nos unes a tu vida, en la medida en que estamos dispuestos a entregar la nuestra…
Gracias Señor, porque en el pan y el vino nos entregas tu vida y nos llenas de tu presencia.
Gracias Señor, porque quisiste celebrar tu entrega, en torno a una mesa con tus amigos, para que fuesen una comunidad de amor.
Bendice nuestra cena, Señor; bendice a nuestros hermanos más frágiles y enfermos con quienes hoy nos sentimos especialmente unidos; que la fraternidad alumbre para ellos la esperanza. AMEN.

Si quieres donar a Cáritas Diocesana de Cádiz para apoyar la acción promocional de Cáritas puedes hacerlo en  ONLINE PINCHANDO AQUÍ

Comentarios cerrados.